Un pequeño oasis en la Tramuntana

Un tranquilo paseo por nuestros jardines, bancales y bosques es la mejor manera de conocer la flora y fauna de Mallorca, gracias al inmejorable entorno en el que se sitúa La Granja de Esporles y su generoso acuífero. Asimismo, los niños y no tan niños disfrutarán con nuestra muestra de la fauna típica de las explotaciones agrícolas y de los montes de la Serra de Tramuntana.

Flora

En nuestros extensos jardines (20.000 m2) y bancales, y en los bosques que rodean la finca, encontrarás más de 100 especies autóctonas y foráneas, entre arbustos, árboles y plantas de menor tamaño, destacando a primera vista una majestuosa pareja de araucarias situada en el centro del jardín principal. Aunque el auténtico protagonista es un tejo que se puede admirar junto a uno de los extremos del estanque. El tejo fue durante siglos un árbol muy apreciado por la dureza de su madera y a la vez temido por lo mortífero de sus frutos. El ejemplar de La Granja es muy singular, al ser uno de los contados ejemplares de esta especie en la isla, así como por su carácter milenario y por las formas barrocas de su tronco y de sus ramas entrelazadas.

Fauna

En La Granja podemos encontrar una muestra de animales típicos de granja destinados a las tareas del campo (burros, caballos…), al aprovechamiento de sus lanas o leche (ovejas, cabras…) y los destinados directamente a la alimentación (faisanes, patos, ocas, conejos…). Mención aparte merece el porc negre (cerdo negro mallorquín), especie autóctona, cuya carne es la base para la elaboración de embutidos isleños de mejor calidad (sobrassada, llonganissa, botifarró, camaiot etc… ). Una deliciosa muestra de éstos se puede degustar gratuitamente en nuestra tienda degustación. También son habituales aves como el milano, el cernícalo, la paloma torcaz, la perdiz, la tórtola, la codorniz, el alcaudón, el gorrión, el jilguero, el verderón… y con un poco de fortuna podemos contemplar el señorial planeo de algún buitre negro.