Aprender disfrutando

Un museo que muestra cómo se vivía en Mallorca hace 400 años, artesanos que nos enseñan cómo trabajaban el hierro y el barro o adiestradores de caballos y halcones, una extensa variedad de animales de granja, amplios jardines con frondosa vegetación y zona de juegos, un bosque lleno de misterios e incluso una sala de torturas medieval … la visita a La Granja de Esporles es una excursión mágica donde los niños disfrutarán aprendiendo.

Consulta con nuestro equipo las condiciones especiales para centros educativos.